viernes, septiembre 07, 2007

EAIBA & TC - ALIANZA PARA REALIZAR UN SUEÑO


Este es mi amigo Alirio González. Es músico, musicalizador, sonidista, camarógrafo, radioapasionado y un líder reconocido no solo en Belén de los Andaquíes, su pueblo, sino en todo el país....
Fue director de Radio Andaquí muchos años, hasta que una de sus "pupilas", Mariana Garcia, lo relevó en el cargo. Entonces, viendo que tanto niño revoloteaba alrededor de la emisora esperando una oportunidad para participar en los programas, se inventó la Escuela Audiovisual Infantil (EAIBA), solo para ellos.
Aquí está Alirio entrando a la Escuela, que es también su hogar y el segundo hogar de los niños y de todos los amigos de este proyecto.
Esta es una casita algo vieja de tres pequeñas habitaciones y un solar. Allí se han ubicado la "sala de reuniones y de talleres", la "sala de computadores" donde los niños editan y además, contiene la biblioteca. Atrás, en el solar, se acopló una pared para proyectar las películas que hacen los niños y otras clásicas donde aprenden. Ellos traen las sillas de sus casas o se sientan en el piso cuando hay proyecciones.

Estos niños son algunos miembros de la Escuela, en plena acción



Ellos han comenzado desde los 6 años a hacer fotografía y a contar historias a través de ella. Para establecer un hilo narrativo en sus relatos han aprendido a editar sus imágenes y a hacer animaciones de manera que el resultado es totalmente maravilloso.
Afortunadamente para mis lectores muchas de sus películas han sido subidas a YouTube y se pueden ver haciendo un doble click en: http://escuelaaudiovisualinfantil.blogspot.com A la fecha llevan mas de 80 producciones de sorprendente calidad, delizadeza y expresividad. A través de ellas los niños cuentan sus experiencias de la vida cotidiana y la de su pueblo, hablan de sus familias, de las cosas que hacen y que les gustan, de aquellos que los van a visitar y de las visitas que ellos hacen a otras partes. Esos niños han mostrado que aún en condiciones muy complicadas de violencia y atravesados profundamente por la cultura del narcotráfico en la cual nacieron, siempre hay formas de encontrar y crear una vida diferente. De cambiar de un tipo de escenario a otro donde se sienten mas a gusto siendo ellos mismos y teniendo oportunidades distintas.
La Escuela es pobre y tiene muchas limitaciones en cuanto a recursos materiales. Funciona por la solidaridad de sus amigos del país. Aquí es cuando entra nuestro invitado especial a esta nota:

Este es Carlos Sánchez, de profesión viajero planetario, fotógrafo y empresario, hoy director de la ONG Tomando Conciencia (TC). De origen catalán, el se siente de todas partes y es sensible al sufrimiento de los débiles, especialmente de los niños en todo el mundo. A través de su organización ha logrado conseguir fondos de las mas insólitas e imaginativas maneras para apoyar proyectos. Este año han construido una hermosa escuela en una aldea de Cambodia y operar a un pequeño que nació con una malformación en el corazón para que pudiera vivir.
Aquí está Carlos con Mariana García, lo cual indica que llegó a Belén de los Andaquíes, Caquetá. Enamorado de Colombia por una par de visitas de paseo que hizo en el pasado, decidió que aquí haría su proyecto de 2008. Y la suerte lo condujo, por sus mágicos caminos a Belén, como a los Reyes Magos.
Carlos pasó 10 días conociendo la Escuela, caminado con sus niños pueblo arriba - pueblo abajo. Tomó fotografías a diestra y siniestra (las que están aquí son mías) y cuando bajaba su cámara un segundo los pequeños se la arrebataban, de manera que ahora tiene el doble de fotos de las planeadas. Se reunió con los padres de familia, quienes en solidaridad con sus buenas intensiones se turnaron para invitarlo a almorzar y cenar en casa de cada uno, cada día. Así Carlos pudo conocer en detalle y a fondo cómo viven estos niños, qué comen y como son sus familias.
Carlos venía con la idea de aportar a este proyecto, y dicho en sus propias palabras "Nunca me soñé con encontrar algo así..." está maravillado y decidió preguntar a los niños de qué manera podría colaborar Tomando Conciencia con ellos.
No fue difícil concretarlo muy pronto, los niños ya lo sabían, ellos quieren tener un lugar amplio, cómodo y seguro dónde hacer sus películas, pues pasan muchas horas de sus vidas en este empeño y el sitio donde lo hacen es muy incómodo por lo pequeño. Están apiñuzcados y ahora que crecen cada día, requieren un espacio propio. Sus sueños ya los habían traducido a papel y tenían un diagrama y muchas imágenes de cómo sueñan su Escuela física.
Así que no le tomó mucho tiempo ante esta claridad sin mancha, iniciar el proceso: conseguir un lote, hacer los planos y el presupuesto y convocar a toda la comunidad de padres de familia para que ayuden. Este será un proyecto hecho entre todos, donde Tomando Conciencia también aportará, tanto en la parte económica para la construcción, como trayendo a su gente para que se involucre en el proceso.
Para comenzar habrá que hacer una película que muestre la Escuela y que le sirva para conseguir fondos en su país y en otras partes. Así que lo primero a producir será un documental con las imágenes grabadas esta semana.

Carlos y Camilo en la Cátedra UNESCO de Comunicación 2007
De regreso en Bogotá coincidió su paso con la primera sesión de la Cátedra UNESCO de Comunicación que se realiza en la Universidad Javeriana cada año. Así que haciendo pareja con Camilo Tamayo, profesor y uno de los amigos y promotores de la Escuela, hicieron una presentación a dúo por distintos caminos, acerca de la importancia que tiene los proyectos con niños y la necesidad de buscar maneras para ayudarlos a salir adelante.
Los estudiantes de la Facultad de Comunicación que participaron en esta sesión salieron satisfechos y felices por lo que allí vieron y escucharon... Casi tan encantados con la historia como quedaron los niños de la Escuela en Belén cuando sellaron su pacto de futuro con este nuevo amigo...
Ver tambien: http://www.victorsolano.com/
http://www.cinep.org.co/comunicacion_andaqui.htm

4 comentarios:

Kiwethenza dijo...

Maravillosooo!!! Esta si que es una buena noticia..
Chic@s, los felicito...
Estoy con ustedes y los quiero mucho.

Exitos y adelante por que tienen un gran potencial.

Leo,

Solano dijo...

Hola Amparo: emocionante historia. Te felicito. Escribiré un post al respecto en mi blogcito porque creo que iniciativas como la de estos niños deben ser conocidas.

un abrazo,
victorsolano.com

Lully dijo...

Desde nu blog:
Reflexiones al desnudo
Amparo, te felicito por esta entrada, es grandioso el aporte y loable el desempeño de los niños de esa región olvidada de Colombia. En equinoXio,
la revista virtual
haremos eco. Es periodismo ciudadano de niños, aún no lo puedo creer.
Me voy encantada de este proyecto.

Un abrazó cálido para ti con lluvias de alegría!

Álvaro Ramírez dijo...

Me encantó tu historia y admiro la labor que están realizando estos facilitadores.
Un saludo muy cordial